Aumento de Glúteos

La técnica de inyección de grasa para el aumento de los glúteos es una novedosa técnica que ofrece resultados naturales y estéticos a aquellas personas que desean aumentar el volumen de sus glúteos y que no quieren implantes de silicona. La inyección de grasa tiene la ventaja de que permite al cirujano colocar la cantidad necesaria en aquellas partes que sean requeridas, facilitando el modelado de los glúteos.

Por otra parte la inyección de grasa no tiene los inconvenientes posibles de rechazo, de formación de cápsulas, infecciones o asimetrías como en los casos de las prótesis glúteas de silicón. De hecho cada día es esta la técnica más utilizada para aumentar el volumen de los glúteos en vez de utilizar implantes o prótesis de silicón. Además la técnica es más sencilla y no causa dolor en el post operatorio como en la cirugía de prótesis
La técnica consiste en aspirar grasa de alguna parte del cuerpo (caderas, cintura o espalda), para luego inyectarla en las zonas de los glúteos que necesiten ser tratadas, a través de 2 incisiones pequeñas. Esto da una forma más natural a las nalgas.

La técnica de inyección de grasa de los glúteos se realiza con anestesia peridural o local con sedación endovenosa. De esta manera usted podrá recuperase más rápido y marcharse para su casa en poco tiempo.
El riesgo principal es que cerca de un 30% de los pacientes operados, pueden presentar una re absorción de la grasa inyectada, lo que hace necesario un segundo procedimiento del injerto o inyección.
Sus glúteos se sentirán naturales nuevamente después de unas 4 a 6 semanas posteriores a la cirugía. Debido a que la nueva forma de los glúteos es creada por sus propias células vivas de grasa, su resultado parecerá y se sentirá normal. Usted incluso no podrá distinguir que se ha inyectado grasa en esas áreas.
Usted usará una faja quirúrgica especial por 3-4 semanas después de la cirugía para mantener la nueva forma del glúteo. A las 48 horas posteriores a la cirugía, deberá iniciar sesiones de masaje de drenaje linfático y de ultrasonido para disminuir la inflamación, las durezas y acelerar el proceso de curación.
La mayoría de los pacientes pueden reiniciar su rutina de ejercicios progresivamente después de 4 a 6 semanas

shadow